sábado, 29 de septiembre de 2012

ZAPATOS PINTADOS A MANO


Lo que puede suceder una tarde de lluvia, destemplada y gris.
Unas botas, fieles por años, hoy les dí un cambio.